Taberna La Dolores

Taberna La Dolores
Comparte este artículo
Autor: 4

taberna dolores

Licencia CC Atribución / Autor jlastras

Las posibilidades culinarias que tenemos que la Comunidad de Madrid son amplias y variadasDesde nuestro blog de Madrid estamos buscando todo tipo de restaurantes para dártelos a conocer, como este que nos ocupa hoy: la Taberna La DoloresCon este nombre tan peculiar entramos a conocer este típico bar de tapas de Madrid.

Porque cuando hay que salir de tapeo, el madrileño es el primero que se apunta. La Taberna La Dolores está situado en la Plaza de Jesús, 4 (en la zona del barrio de las Cortes y de Huertas).

El precio medio por persona es de 20 euros, más o menosPor encima de todo, La Dolores es un bar tradicional, con métodos clásicos y con buena presenciaEl sabor añejo de la cerveza, bien tirada, acompañada de su tapita, es uno de los referentes de este bar

.
Así lo dice el slogan que tiene puesto La Dolores en la pared de la fachada que da acceso al interior del local: “cervezas frescas y tapas”.
Con esto, te puedes hacer una idea de lo que esta taberna soporta.

taberna dolores

Licencia CC Atribución / Autor jlastras

Por lo que podemos decir de La Dolores que se trata de una taberna típica, con todo el sabor madrileño.
Se sabe que fue fundada en 1908, por lo que es uno de los restaurantes más antiguos de Madrid.
En aquel entonces era una casa de comidas.
Hoy en día, podemos considerar a La Dolores como un tipico restaurante madrileño, que sirve buenas raciones.

taberna dolores

Licencia CC Atribución / Autor jlastras

Además de ser conocido como un bar de tapas, La Dolores también tiene cabida como zona de copas, teniendo en cuenta que está en una de las zonas de copas de Madrid, como es Huertas.
Para llegar hasta este local, puedes hacerlo en Metro, cogiendo la línea 1 hasta Antón Martín.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: General, Restaurantes
Comparte este artículo


  • avatar
    ANTONIO

    Pues yo todo lo que puedo contar de mis experiencias en esta Taberna son cosas buenas: Atención del personal de barra, exquisita educación, limpieza y amabilidad, calidad en el producto, y una solera y categoría que quizás algunos no sepan apreciar. Cada vez que aterrizo por Madrid, esta tasca es de visita obligada.

  • avatar
    Pascual

    I like this weisbte very much.This is really a great web.And it is not like other money orienting weisbte, the info here is super important.I am definitely bookmarking it as well as sharin it with my friends.

  • avatar
    edward

    Soy madrileño y excliente habitual de este sitio, los tios que están detrás de la barra, no puedo llamarlos camareros, son unos auténticos impresentables, maleducados, chulos y desafiantes. Ojalá no vaya nadie.

  • avatar
    Pablo

    Después de un paseo por el Botánico, un amigo me recomienda que nos acerquemos a tomar unas cañas a este local. De entrada, yo visto unos zapatos Camper, unos pantalones “chinos”, una camisa y un bolso de piel. Cuando pedimos las cañas el camarero parece mirar a través de nosotros y no vernos (mi amigo lleva el pelo largo, y un aspecto más de montañero). El sitio está lleno, pero de repente comienza a vaciarse. Al fondo, sobre un suelo un pelín más elevado quedan algunas mesas libres. Procedemos a tomar asiento en una de ellas cuando un camarero malencarado llega medio apartándonos para limpiarla; mientras, nos indica que ahora trae la carta de las raciones, pues para sentarse es necesario pedir algo de comer. Nos levantamos y optamos por aposentar nuestros traseros en unos taburetes que en ese momento se liberan de sus ocupantes. Desde el momento en el que abandonamos la mesa, tanto la que dejamos vacía cómo las restantes se van llenando: de personas con el pelo engominado, otros con pinta de extranjeros adinerados, abundancia de camisas Ralph Lauren, señoras cargadas de alhajas de oro recién salidas de la pelu… Ninguna de estas personas hace el más mínimo atisbo de pedir una ración o una tapa. El camarero por su parte no dice ni mu; y no sólo no dice nada sino que este sujeto premia a algunos de ellos acompañando a las cañas con un plato de patatas tipo Matutano, tapa que en nuestro caso se ahorró el establecimiento. Al final pagamos y nos vamos con el mayor de los desdenes por parte de los camareros a la hora de cobrarnos. Las únicas preguntas que me surjen son: si todos pagamos lo mismo ¿Por qué esa diferencia de trato? La verdad es que una vez sentados íbamos a tomarnos unas cuantas rondas ¿Un camarero con experiencia no debería valorar nuestra intención de pasar un rato más largo en el local? Absolutamente deshonesto y humillante. Primera y última.

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar