Significado y características del oso y el madroño

Significado y características del oso y el madroño
Comparte este artículo
Autor: Comentar

En plena Puerta de Sol se asoma un monumento con el que curiosos y paseantes no pueden dejar pasar la ocasión de hacerse una fotografía, es el oso y el madroñoEste símbolo de la ciudad que se ha convertido en punto de encuentro de muchos madrileños esconde mucha historia que hoy vamos a desentrañar.

Significado y características del oso y el madroño

Origen del Oso y el Madroño

El origen de estos dos elementos tiene lugar en diferentes épocasSegún cuenta la leyenda, el monarca Alfonso XI (s

.
XII) cazó un oso pardo en los alrededores.
Como homenaje a tan heroica hazaña se incluyó este animal en la identificación de la ciudad, junto con lo que inicialmente era una torre.

El cambio al madroño se realiza en el s.
XIII debido a una disputa por el control de los pastos y árboles entre el Cabildo y el Concejo de Madrid.
Una vez solucionado el litigio, pasó a formar parte de nuestra cultura castiza.

Origen del Oso y el Madroño

La Estatua del Oso y el Madroño

Esta obra realizada por el escultor Antonio Navarro Santafé (1906-1983) es de piedra y bronce, pesa nada más y nada menos que unas 20 toneladas y mide 4 metros de altura. Si nos fijamos bien, veremos al oso apoyado sobre sus patas traseras y con el hocico pegado al madroño, éste con la copa un poco más elevada, con la intención de coger sus frutos. Todo ello apoyado sobre un gran pedestal de granito que ha sido movido en más de una ocasión.

Y es que la localización inicial donde se encontraba la figura es en la parte oriental de la plaza, dando la bienvenida a la calle Alcalá, es decir, donde la podemos ver ahora.
Pero durante casi veinte años tuvo otra ubicación, concretamente en el principio de la calle del Carmen. Fue en 2009 cuando la remodelación proyectada por Gallardón la devolvió a su lugar de origen.

La Estatua del Oso y el Madroño

¿Oso u osa?

Otro de los temas que se han sentado a debate es si se trataba de un macho o una hembra.
El Consejo de las Mujeres reivindicó años atrás la feminidad del animal argumentando que el cambio de sexo se remonta al mismo siglo en que apareció el madroño en escena, ocultando así la realidad durante mucho tiempo.

Sea como fuere, el oso (o la osa) y el madroño forman un tándem perfecto que también podemos ver como protagonista en el escudo del Ayuntamiento rodeados de siete estrellas y una corona.

Seguro que a partir de ahora mirarás de otra manera este emblemático monumento tan querido por todos.

Si te gustan las curiosidades mitológicas, entonces también te gustará: Mitología en los monumentos de Madrid

Fuente Imágenes: Dan Zelazo, mary y wikipedia

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
Comparte este artículo
Comentar


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar